Patrocinador
Oficial
Media
Partner

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 56 Edición 2008  > Diario del Festival > Rodeado de amigos, Javier Bardem compartió el galardón con los saharauis
Diario del Festival » NOTICIAS
Rodeado de amigos, Javier Bardem compartió el galardón con los saharauis
Sábado, 20 de septiembre de 2008

El actor Javier Bardem recibió ayer el Premio Nacional de Ci­nematografía 2008 de manos del ministro de Cultura, César Antonio Molina, en un acto que tuvo lugar en el Salón Excelsior del Hotel María Cristina. El ga­lardón, dotado de 30.000 euros, lo concede el Ministerio de Cultura como reconocimiento a la labor más sobresaliente del año en el ámbito cinematográfi­co español.

El jurado, que se lo concedió el pasado 18 de junio, quiso pre­miar tanto los logros que ha al­canzado el actor a lo largo de su carrera, especialmente en 2007, como la defensa que ha realizado de la profesión y su compromiso constante con el cine nacional dentro y fuera de las fronteras españolas.

Las primeras palabras de Bardem expresaron su sorpre­sa por la cantidad de gente con­gregada en la sala y agradeció la presencia de las caras conoci­das que tanto admira, entre ellas la de los actores Juan Die­go y Antonio Banderas, el cineasta y presidente del Jurado Oficial de esta 56 edición, Jo­nathan Demme, la presidenta de la Academia de Cine, Ánge­les González-Sinde, la escritora Espido Freire y la madre del ar­tista, Pilar Bardem.

El protagonista de la recién estrenada Vicky Cristina Barce­lona declaró recoger el premio no como reconocimiento a su persona, sino a toda una profe­sión de la que ha aprendido su oficio y a la que ama e intenta defender a través del trabajo. Pero no sólo ellos recibieron el agradecimiento de Barden, ya que también quiso compartir el momento con los amigos del pueblo saharaui “con el que se tiene una deuda de memoria histórica”, con el fondo asisten­cial de la Fundación AISGE, que trabaja “para honrar a nuestros mayores en esta profesión”, así como con el proyecto de inves­tigación y desarrollo del arte in­terpretativo que prepara con Juan Carlos Corazza. A estos tres, además de sus palabras y su esfuerzo, Bardem entregará la dotación económica que re­cibió del Ministerio.

Desde Jamón jamón o Hue­vos de oro, el “yonkee” de Días contados, el Romeo Dolorosa de Perdita Durango, el Reynaldo Arenas de Antes que anochezca o el Ramón Sampedro de Mar adentro, hasta el Anton Chigurh de No es país para viejos o ese se­ductor artista de Vicky Cristina Barcelona, Javier Bardem nos ha enseñado, según el titular de Cultura, que “gracias a su talen­to y preparación, seres reales o de ficción toman cuerpo, respi­ran y se hacen visibles porque tienen dentro a alguien que les entiende y trasciende, les dota de la inteligencia y sensibilidad precisas para que los compren­damos en toda su dimensión”.

De esta forma, Molina quiso destacar en su discurso que el oscarizado actor pertenece a una generación y a una estirpe de grandes actores que basan su profesión en “un duro traba­jo,que nace del rigor y del entre­namiento; de la preparación a fondo del personaje”porque “la interpretación no es un fenó­meno casual”.

Para poner fin a la ceremo­nia de entrega, además de transmitirle su reconocimiento, el ministro quiso pedir a Javier que “siga siendo consecuente con su manera de ser,con su au­toexigencia y perfeccionismo”y que siga siendo fiel a sus raíces.
I.O.

 

Patrocinador Oficial
Media Partner
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones
Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar