Patrocinador
Oficial
Media
Partner

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 56 Edición 2008  > Diario del Festival > Curiosas variantes genéricas cinematográficas
Diario del Festival » JAPÓN EN NEGRO
Curiosas variantes genéricas cinematográficas
Jueves, 18 de septiembre de 2008

El jitsuroku eiga no fue, sin embargo, la úni­ca variante del cine criminal nipón capaz de dejar un testimonio sobre la sociedad de su tiempo. Desde que Akira Kurosawa le confiriera a su clásico film noir El perro rabioso un registro documental que plas­maba cómo era la vida durante la pos­guerra, muchas películas siguieron esa tendencia que insertaba las ficciones po­licíacas en una dura realidad: Endless De­sire, The 893 Gang, Greed in Broad Day­light, El entierro del sol o Pigs and Bat­tleships trascienden el mero relato criminal para lanzar irónicos comentarios sobre una sociedad lanzada a la picaresca y la lucha por la supervivencia. Y, en pleno boom eco­nómico, el propio Kurosawa volvería a ofre­cernos un sombrío cuento moral, El in­fierno del odio.

El espectador asiduo al ciclo se en­frentará a otras curiosas variantes gené­ricas que le dan nuevas vueltas de tuerca a fórmulas bien conocidas. Conocerá a de­tectives posmodernos como Maiku Hama (protagonista de The Most Terrible Time in My Life) o muy chapados a la antigua, como Kosuke Kindaichi, uno de los inves­tigadores privados más populares de la no­vela policíaca nipona (The Inugami Family). Descubrirá a cineastas esenciales como Yoshitaro Nomura, autor de thrillers en cla­roscuro que nada tienen que envidiar a sus homólogos americanos (Stakeout, Zero Focus). Se divertirá con las fanfarronadas de Jo Shishido, el actor japonés que ha sa­bido encarnar tipos duros con más ironía (A Colt Is My Passport, Youth of the Be­ast). Se sorprenderá con insólitas y deli­rantes muestras de cine local, como las películas de cárceles de mujeres o los fil­mes sobre sukeban (chicas delincuentes), al tiempo que entenderá por qué Meiko Ka­ji, la indiscutible chica mala del cine japo­nés, fascina tanto a Quentin Tarantino. Se adentrará en los absorbentes ejercicios de estilo que proponen directores de la “nue­va ola” japonesa como Masahiro Shinoda (Pale Flower) o Hiroshi Teshigahara (Man Without a Map). Y se encontrará en medio de la furia y extraña belleza con que Ta­keshi Kitano, Takashi Miike o Kiyoshi Ku­rosawa han llevado al cine policíaco hasta sus últimas consecuencias. Paradojas de la vida: que ese asunto universal que tan­to sufrimiento provoca en la realidad nos provoque tantas alegrías en la oscuridad de una sala de cine. R.C.

 

Patrocinador Oficial
Media Partner
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones