tve movistar+
Patrocinadores
Oficiales
65 Festival de San Sebastián
22/30 Septiembre 2017 - #65ssiff

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 58 Edición 2010  > Diario del Festival > Smitsman: «Si hay un motivo, resulta más fácil juzgar»
Diario del Festival » ZABALTEGI
Smitsman: «Si hay un motivo, resulta más fácil juzgar»
NUEVOS DIRECTORES/ SCHEMER (Dusk)
Domingo, 19 de septiembre de 2010

El director holandés Hanro Smitsman nos adentra de manera caleidoscópica, a través de la visión de los diferentes protagonistas, en una historia dramática del sinsentido. Los tintes van cambiando a medida que la cámara sigue a los diferentes personajes y va descubriendo pequeños matices de cada versión, mentiras y malentendidos que van conduciendo la historia hacia su trágico final. Inspirada en hechos reales, Schemer relata los sucesos dramáticos llevados a cabo por un grupo de adolescentes, sin motivo aparente.

“Si hay un motivo -explica el realizador- resulta más fácil juzgar para el espectador. Cuando el suceso tuvo lugar en Holanda, la prensa intentó buscar un motivo para justificar el crimen, pero no lo encontró”. El director presenta una historia sobre la interacción de un grupo de amigos y la motivación. De ahí el título de la cinta, Schemer / Dusk (atardecer). “Los personajes se adentran en un plan sin tomárselo en serio, y finalmente se preguntan ‘¿En qué momento tomé el camino equivocado?’”.

Smitsman no cree que la adolescencia sea un momento particularmente cruel.“En realidad, todo el mundo hace cosas horribles. La diferencia es que si lo hace un adulto, está institucionalizado y va a la cárcel. Con los adolescentes es más complicado. Los chavales son más inseguros, pero no creo que sean diferentes al resto de gente”.


Temas universales

El personaje más fuerte es el protagonizado por Mathijs van de Sande Bakhuyzen, Caesar, líder del grupo.Aparentemente el más seguro, el joven tiene una gran responsabilidad que no le corresponde por su edad. Cuida de su madre postrada en la cama por una enfermedad. Le presta todo tipo de atenciones a pesar del trato que recibe de ella. “Realmente, a quien quiere matar es a su madre, pero dirige esa rabia hacia su amiga Jessie”, explica el joven actor holandés.“No llegué a entender a mi personaje, lo encontré muy difícil. Me dejé guiar por Hanro y fue muy inspirador”.

El joven arrogante muestra sus debilidades cuando se trata de su madre. “Era bueno que tuviese un lado positivo, toda esa protección hacia su madre. Cuando estás traumatizado no es fácil pensar lo más lógico, tenemos nuestros fallos”.

Su sentimiento de culpabilidad ante el asesinato de su amiga le lleva a sacar el cadáver de la joven del estanque para acabar con la angustia que esto le genera. “Se siente liberado porque ya ha acabado. El dolor es superior a la idea de ir a la cárcel”, apunta el director.

Hanro Smirtsman está intrigado por ver si la cinta funciona con un público internacional. “Es una historia muy holandesa y me interesa ver si los problemas planteados se entienden como temas universales”.


Ane RODRÍGUEZ

 

Patrocinadores Oficiales:
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones

Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar