tve movistar+
Patrocinadores
Oficiales
65 Festival de San Sebastián
22/30 Septiembre 2017 - #65ssiff

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 60 Edición 2012  > Diario del Festival > ¿Profesión? Desplazado
Diario del Festival » ZABALTEGI - ESPECIALES
¿Profesión? Desplazado
OPERACIÓN E
Miércoles, 26 de septiembre de 2012

“Si un hombre quería tener a una mujer, tenía que cazar. Ella se resistió, y le eché el lazo. Pero se resistió, vaya si se resistió”. A José Crisanto Gómez no se le escapa fácilmente lo que quiere. Cazó a su mujer con un lazo, y no quiere perderla. Su familia es su obsesión y su familia es todo lo que vive bajo su techo. Incluso un pequeño, malnutrido y herido, entregado por las FARC un día cualquiera; un niño sin nombre que llega para sumarse a las seis bocas que José Crisanto Gómez, campesino que fue bachiller y que tenía ambiciones creativas pero al que el destino le llevó a un terreno de nadie controlado por la guerrilla y atacado por el ejército colombiano, tiene que alimentar con lo queproduce un campo de coca que se inunda a menudo y que debe abandonar en cuanto las relaciones internacionales y las fuerzas de poder que dominan toda la vida colombianaen las últimas décadas, se complican. Ese pequeño entregado por la guerrilla, de padre y madre desconocidos, que se convertirá en motivo de tensión internacional, en objeto de canje, que provocará una crisis al más alto nivel y que mantendrá en vilo a la sociedad colombiana, es Emmanuel, el niño al que José Crisanto Gómez, hombre obstinado, llamará Pegui. Un niño por el que José Crisanto Gómez, que nunca eligió ser protagonista de nada, ni quiso ser héroe, ni revolucionario, ni contrarrevolucionario, ni paramilitar ni nada parecido, sino simplemente una persona que se internó en la selva para ser rico y no encontró más que miseria y hambre, que quería vivir con Liliana, una bella colombiana de mirada penetrante que no quería ser cazada pero que se dejó cazar y que desde entonces vive unida al él, pues por ese niño José Cristiano Gómez está dispuesto a enfrentarse al comandante del campamento militar, dispuesto a huir al amparo de la noche en un pequeño bote repleto de miradas asustadas, a arriesgar su vida en la capital mientras espera que todo pase y su familia pueda sentirse a salvo.

En esta Operación E que firma Miguel Courtois Paternina y que refleja un caso real y que fue toda una odisea de producción entre crisis militares, helicópteros imposibles, cuarteles ocupados y rodajes explosivos entre mosquitos y lluvias torrenciales, lo que aparece es la humanidad de unos personajes que no se resignan a ser simples moneda de cambio. “¿Cuál es su profesión?” le preguntan a este José Crisanto Gómez heroico, campesino que acabó en la cárcel por intentar salvar a un niño sin nombre, y que al cabo de seis años fue liberado sin cargos. “Desplazado”, responde.

A.B.

 

Patrocinadores Oficiales:
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones

Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar