tve movistar+
Patrocinadores
Oficiales
65 Festival de San Sebastián
22/30 Septiembre 2017 - #65ssiff

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 60 Edición 2012  > Diario del Festival > Brasil también tiene rock & roll
Diario del Festival » NUEVOS DIRECTORES
Brasil también tiene rock & roll
CORES
Sábado, 29 de septiembre de 2012

Soy el único representante brasileño en la sección Nuevos Directores y me alegra mostrar una cara de mi país lejos de la imagen de playa, samba y mujeres que se ha vendido hasta ahora”, dice el director del largometraje Cores. A través de un Sao Paulo filmado en blanco y negro, Francisco García narra un relato muy personal sobre su generación, la de los 30. De este modo, abandona la imagen del Brasil colorista y, como ironía, la película ha sido titulada Cores (Colores).
Mientras la televisión no para de repetir que el progreso ha llegado y que Brasil es un país emergente, las vidas de los tres jóvenes protagonistas de la película transcurren en una total monotonía. El famoso desarrollo económico del país no queda materializado en su día a día y éstos viven en una situación inmovilista.
A lo largo del metraje, el autor utiliza una serie de metáforas visuales que lo demuestran. “Es el caso de los aviones que van y vienen constantemente.
Mientras en el aeropuerto hay un gran movimiento, la vida de los jóvenes no despega”, explica el autor. Para crear este pesimista retrato generacional, García solo ha tenido que fijarse en su situación y en la de la gente de su alrededor. “Somos una generación post hippy, post punk, post moderna… Tenemos muchos posts pero todavía no sabemos bien dónde situarnos”, explica. “Con esta película he querido representar el vacío y agonía que sufrimos los jóvenes en este principio de siglo”.
Al igual que con el blanco y negro, el autor también utiliza la música para simbolizar lo que quiere contar. Así, cada personaje tiene asignada una música diferente. Para el tatuador suenan temas punks que representan la agresividad que transmite al exterior. Al personaje femenino, en cambio, se le ha compuesto una pieza de cuerda con la que expresar ternura. Por último, al motero se le ha aplicado una música experimental a base de sonidos graves que quiere imprimir la sensación de que algo va a ocurrir.
El estreno mundial de esta película se celebró en el Kursaal 2 con presencia del Jurado de la Juventud. García está muy contento por la acogida ue tuvo entre ellos y aseguraque después del filme muchos jóvenes se acercaron a hablar con él. “Para mí fue muy gratificante y ahora estoy madurando todas esas sensaciones”.
García dice que éstos supieron captar muy bien lo que quería transmitir y que lograron entender el mensaje final de la película, “que el sueño pop ha acabado y algo ha salido mal”.

I.B.

 

Patrocinadores Oficiales:
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones

Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar