tve movistar+
Patrocinadores
Oficiales
65 Festival de San Sebastián
22/30 Septiembre 2017 - #65ssiff

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 61 Edición 2013  > Diario del Festival > La era de la independencia
Diario del Festival » NAGISA OSHIMA
La era de la independencia
LAS PELÍCULAS
Viernes, 20 de septiembre de 2013

SHIIKU / THE CATCH

AMAKUSA SHIRO TOSIKADA / AMAKUSA, THE CHRISTIAN REBEL
Después de que la compañía Shochiku retirara Night and Fog in Japan de las sala coincidiendo con el asesinato del secretario general del Partido Socialista japonés en octubre de 1960, Oshima decidió independizarse. Creó entonces la productora Sozosha, pero aceptó también realizar dos encargos para otras firmas, Shiiku/The Catch (1961) para Palace Films y Amakusa Shiro Tokisada/Amakusa, the Christian Rebel (1962) para Toei, los dos en blanco y negro y scope. El primero adapta la novela de Kenzaburo Oe publicada tres años atrás y se centra en la reacción de los miembros de una aldea ante un prisionero estadounidense de raza negra. El segundo relata la historia real de un joven católico que lideró la rebelión de los suyos contra el señor feudal.
Oshima parte de tiempos pretéritos, 1945 y 1673 respectivamente, para seguir hablando del presente: los ecos de las revueltas estudiantiles de los sesenta flotan sobre la rebelión
del líder cristiano. Para ser un jidaigeki (filme de época) utiliza el plano-secuencia, muchas veces estático como en el prólogo, y renuncia a todo sentimiento épico. The Catch es más física y directa: al plano detalle del pie cangrenado del prisionero le sigue otro de una chica de la aldea vomitando. Oshima explora por vez primera en este filme el enfrentamiento con el otro en un contexto bélico, como haría en Merry Christmas, Mr. Lawrence.
Películas de envergadura y aliento independiente, no funcionaron bien en taquilla. Oshima se apartó del cine de ficción e inició su fructífero periplo por el documental televisivo. No volvería a la pantalla grande hasta 1965 con Los placeres de la carne, la primera producción de la flamante Sozosha.
Q.C.
 

Patrocinadores Oficiales:
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones

Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar