tve movistar+
Patrocinadores
Oficiales
65 Festival de San Sebastián
22/30 Septiembre 2017 - #65ssiff

cerrar
Rellena este formulario con tus datos para acceder a los contenidos reservados a usuarios registrados.
Pincha aquí
¿No recuerdas tu contraseña? Pincha aquí

cerrar


Aún no has validado tu email. Te hemos enviado un correo electrónico, debes pinchar el enlace adjunto para validar su cuenta.

Estás en: Portada > 68 Edición 2020  > Diario del Festival > Dos hombres en la ciudad
Diario del Festival » Zabaltegi-Tabakalera
Dos hombres en la ciudad
RIZI / DAYS
Viernes, 18 de septiembre de 2020

A veces, no siempre, por supuesto, rodar parece el acto más sencillo del mundo. Viendo la última película de Tsai Ming-liang, puede tenerse la sensación, errónea, de que hacer un film como Rizi/Days es muy fácil. A tal depuración expresiva ha llegado el director de El sabor de la sandía que podríamos compararlo con las últimas etapas de algunos clásicos japoneses y estadounidenses: filmar lo esencial.

Así es la historia de estos dos hombres solitarios en la gran ciudad. Uno de ellos, encarnado por el actor de casi todos los filmes de Ming-liang, Lee Kan-sheng, sufre grandes dolores y vive en un espacio tan ordenado como frío y despersonalizado. El otro, más joven, interpretado por Anong Houngheuangsy, tiene como hábitat un cubículo de lo más espartano. Se encuentran, se relacionan y siguen con sus respectivas vidas.

Rizi/Days está construida con tomas muy largas del quehacer cotidiano de ambos personajes por separado hasta que la ciudad les une. Parece sencillo, repito, pero no lo es: cautivar al espectador con esos detalles de la existencia más común, una secuencia en la que el joven prepara la comida en cazos y ollas desperdigados por el suelo; con otra en la que hombre maduro se somete a una sesión de curiosa acupuntura para calmar el tormento del cuerpo y mitigar, quizá, la aflicción de la mente; o con la del masaje erótico, de apabullante firmeza y contención. El control del tiempo y del espacio es primordial en una película de estas características, y Mingliang domina ambos conceptos, como cuando deja respirar a los personajes y captura el largo plano de un cielo azul cuya belleza conmueve, o deja la cámara quieta frente a la fachada de un abandonado edificio de cristales sucios, tan quieto que parece la fotografía de una naturaleza muerta.

Presentada en el último festival de Berlín, Rizi/Days recala en Zabaltegi- Tabakalera, espacio ideal para propuestas de estas características, tan radicales y tan seductoras. Ming-liang ya advierte de sus intenciones con un rótulo solo comenzar la proyección: “Esta película está desprovista intencionadamente de subtítulos”. Sobran las palabras. Todo queda perfectamente expresado con las imágenes –como en la esencia del cine mudo–, aunque con sonidos.

Quim Casas

 

Patrocinadores Oficiales:
Colaboradores Oficiales:
Instituciones Socias:
© Donostia Zinemaldia | Desarrollado por: Yo Miento Producciones

Esta web utiliza cookies propias y externas para ofrecerte una mejor experiencia como usuario. Más información Aceptar